Insuficiencia Cardíaca y Transplante Cardiaco

Programa de IC y Tx

“Un programa es el mecanismo a tavés del que, como herramienta, se engloba y coordinan las tareas de distintas áreas, departamentos o unidades temáticas… ”. (Diccionario de la Real Academia Española).

¿Por qué la necesidad un programa en IC?

El trabajo multidisciplinario es imprescindible en el encare del paciente portador de insuficiencia cardíaca (IC), y quizás más que en otra especialidad es en ésta en la que se requiere del trabajo en el marco de un programa integrado.

En el manejo del paciente que persiste sintomático y en aquel relacionado al trasplante (Tx), se necesita de la interacción entre las distintas sub-especialidades de la cardiología.

Cardiólogos clínicos, imagenólogos, intervencionistas, cirujanos, anestesiólogos, cardiólogos de terapia crítica, intensivistas, infectólogos, hemoterapeutas, inmunólogos, psiquiatras, psicólogos, enfermería a especializada, laboratorio especializado, entre otros son imprescindibles para llevar adelante a estos pacientes, y así lo encaramos en nuestro centro cardiológico.

Desde que se recibe una consulta por IC hasta el trasplante hay un proceso largo a recorrer que implica distintas etapas de análisis y toma de decisiones.

En las etapas de diagnóstico y evaluación etiológica, se requiere de la evaluación clínica y ecocardiográfica, la estratificación con consumo de O2, BNP, Holter, cardio-resonancia y eventual CACG. Muchos de estos pacientes no llegan a entrar en lista de trasplante (sólo el 15% de ellos lo hacen) ya que, o puede ofrecérseles otra opción terapéutica, o se logra mejoría y disminución del riesgo con alternativas como ser con dispositivos de resincronización y desfibriladores implantables por ejemplo.

El módulo de estudio pre-trasplante se implementa para confirmar la viabilidad del procedimiento tratando de pesquisar contraindicaciones o elementos de mal pronóstico, tal es el caso de la hipertensión pulmonar fija que no responde a pruebas con vasodilatadores. El módulo consiste en evaluar por cateterismo derecho las presiones pulmonares con Óxido Nítrico (si es necesario y según protocolo ), estudiar el perfil inmunológico, los marcadores virales y oncológicos, así como el estado de otros órganos y sistemas.

Una vez en lista de espera el mantenimiento en lista del paciente se hace conjuntamente con el cardiólogo tratante, tratando de mantener estable al paciente, evitando o atendiendo las frecuentes causas de descompensación, y tratando los episodios de agudización de la IC en los diferentes niveles de atención hospitalaria según el grado de inestabilidad.

El seguimiento clínico cercano y psiquiátrico del receptor y su familia es una parte clave del proceso y, de una importancia tal que, a veces el contexto familiar, social, o el perfil psicológico pueden constituir una contraindicación para el trasplante.

En el Instituto Nacional de Donación y Trasplante (INDT) se realizan los análisis de laboratorio con estudios HLA y panel de linfocitos, así como el mantenimiento de la seroteca de los receptores, pero juega en nuestro país el necesario rol de fiscalización y ordenamiento de la lista de espera en cuanto a la elección del receptor a la hora de determinar para quien será el donante. El INDT lleva adelante la tarea de procuración de órganos, cuenta con un equipo permanente de destacados intensivistas encargados del mantenimiento del donante y desarrolla tareas académicas con cursos y maestrías pertinentes a la materia (por ejemplo consenso de muerte encefálica y mantenimiento del donante).

A la hora del trasplante en sí se pone en marcha un operativo que abarca a muchos profesionales trabajando en dos equipos coordinados para ablación, traslado, preservación e implante del injerto.

Los protocolos para estas etapas, los del manejo hemodinámico a la salida de CEC y los de las siguientes horas en el CTI se elaboraron conjuntamente entre cardiólogos, intensivistas, anestesiólogos, perfusionistas y cirujanos y se adjuntan en esta página.

La terapia inmunosupresora, el control del rechazo, la prevención o tratamiento de las infecciones es luego la tarea que se atiende en el seguimiento.

La función del injerto así como el comportamiento de respuesta de la inmunidad se monitorean muy de cerca en los primeros meses post trasplante, siendo necesaria la realización de biopsias endomiocárdicas y control de niveles plasmáticos de inmunosupresores para lograr la mejor inmuno-modulación que asegure la evolución a largo plazo con los menores efectos secundarios.

Hoy, a 10 años de programa en el Sanatorio Americano, podemos abordar todas las instancias que contemplan el manejo integral de la IC, ya sea en sus diferentes etiologías, clases funcionales y estadíos clínicos, abarcando desde la consulta clínica inicial hasta el trasplante cardíaco multiorgánico.

FALTAN 14 Días 15 Horas 58 Minutos 17 Segundos PARA LAS JORNADAS
INSCRIPCIONES